Nueva ley de arrendamientos urbanos

Si se dispones a alquilar una vivienda, debe saber que en Junio de 2013 se aprobó la “Nueva Ley de Arrendamientos Urbanos”. Algunos de los cambios más significativos son: 

–          Duración del contrato: a diferencia de la anterior ley, esta nueva reglamentación disminuye la prórroga obligatoria del contrato (por parte del propietario) de 5 a 3 años. Es decir, inicialmente el contrato se firma por un periodo de 1 año, transcurrido el cual el inquilino, si así lo desea, puede prorrogarlo de forma automática por un periodo de hasta 3 años. Pasado ese tiempo y si ninguna de las dos partes, ni propietario, ni inquilino, se pronuncia, este último tendrá derecho a un año más de prórroga tácita.

–          Periodo de estancia mínima: Una vez transcurridos los 6 primeros meses del contrato de alquiler, el inquilino puede abandonar el inmueble siempre que quiera, avisando con 30 días de antelación y sin que esto acarree el pago de ningún tipo de indemnización. No obstante, si así se desea por ambas partes, se puede pactar en contrato que si el inquilino deja la vivienda con anterioridad al plazo pactado, se indemnice al casero con una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta en vigor por cada año de contrato que reste por cumplir.

–          Derechos del propietario: el arrendador, propietario, puede recuperar su vivienda transcurrido el primer año de alquiler, siempre que acredite “necesidad de la misma” para él, familiares directos o cónyuge -en casos de separación, divorcio o nulidad- avisando siempre con un mínimo de 2 meses de antelación.

–          Actualización del precio de la renta y de la fianza: Ya no es necesario ajustarse a las subidas del IPC general para ajustar anualmente el alquiler, sino que se puede actualizar la renta cada año en los términos que propietario e inquilino acuerden libremente en el contrato firmado. La fianza no se actualiza durante los tres primeros años de alquiler. Pero cada vez que se prorrogue el arrendamiento, el casero podrá exigir una subida de la fianza o el inquilino una bajada hasta hacerse igual a una o dos.

Todas estas modificaciones tienen como objetivo final flexibilizar el mercado del alquiler, es decir, facilitar tanto a arrendadores, como arrendatarios, el movimiento entre viviendas, asegurándose siempre el cumplimiento de sus derechos y buscando siempre el mayor beneficio para ambos.

ley

Tags:

Show Comments (0)

This is a unique website which will require a more modern browser to work! Please upgrade today!